fbpx

Sin Pa Kua no hay Feng Shui

No aplicar el Pa Kua antes de tratar un espacio con Feng Shui es como querer llegar a un lugar desconocido sin tener un mapa.

Lo primero que haces cuando quieres llegar a una nueva destinación es buscar un mapa, ¿verdad? En Feng Shui el mapa es el Pa Kua: un esquema armónico que se utiliza para localizar las 9 áreas que todos los espacios equilibrados deben tener.

Cuando cierras un espacio con paredes, sean del material que sean, creas un microecosistema artificial, con un eje vertical central a modo de columna vertebral, alrededor del cual se expresan 8 energías presentes y básicas en todo espacio equilibrado. Éstas se crean a partir de la Madera, el Fuego, la Tierra, el Metal y el Agua. Llegando a subdividirse algunas de ellas.

Esto no es un invento moderno, llegaron a esta conclusión antiguos geomantes chinos que durante siglos observaron la naturaleza. Desde hace milenios se aplican estos principios que son la base de la filosofía oriental y la Medicina Tradicional China.

Pues bien, ese mapa que es el Pa Kua, se traslada sobre el plano de nuestra casa y nos muestra posibles equilibrios o desequilibrios a modo de diagnóstico.

Parece mágico, pero no lo es. Como te decía se basa en la observación de la naturaleza. Cuando alguna de estas 9 áreas no está lo llamamos ausencia. Si una parte sobresale de nuestro esquema armónico lo llamamos proyección. Lo ideal sería que todas y cada una de estas 8 áreas tuviesen la misma presencia y fuerza. Así que cuanto más desequilibrios tenga en su forma, más trabajo nos dará.

Lo más normal del mundo moderno es que se construya formando varias ausencias y proyecciones, pues interesa más aprovechar el espacio al máximo que tener en cuenta estos principios a la hora de construir. En las casas antiguas, hace 3 o 4 siglos, sí se tenían en cuenta las formas, las estaciones, la orientación y las aperturas en forma de ventanas o puertas. Hoy en día priman otro tipo de intereses.

Entenderás ahora por qué diagnosticar estos desequilibrios es básico para poder equilibrar un espacio, y dar presencia por igual a las 8 energías de la naturaleza en tu casa. Es vital para saber cómo aplicar Feng Shui en tu casa en concreto y, desde ahí, poder potenciar cada área según tus necesidades en particular.

Entender el Pa Kua de tu casa te abre a un sinfín de posibilidades de crecimiento y equilibrio. Significa recuperar un poder que te pertenece y que te transforma de dentro hacia afuera o a la inversa.

¿Por qué? Porque cada una de las áreas del Pa Kua tiene una conexión profunda contigo y con tu vida. Es una extensión de ti misma, de cómo te expresas en el mundo, de tus necesidades y anhelos, de tus dones y bloqueos. Todo ello en forma de microecosistema. Por eso es sumamente importante diagnosticar tu casa antes de aplicar Feng Shui de forma personalizada.

Muchas personas con las que hablo del tema me dicen que les interesa mucho, que han hecho sus pinitos con algún libro, pero que hay mucha cantidad de información y no saben por dónde  empezar. Pues sin duda alguna les respondo siempre: empieza por el Pa Kua. Sin Pakua no hay Feng Shui efectivo.

Si de verdad quieres sacarle el potencial a tu casa y vivir una vida plena (el lugar al que quieres llegar), necesitas saber dónde estás y cómo llegar hasta allí. Y si tienes un mapa, todo es más sencillo.

¿Y tú, conoces el Pa Kua de tu casa? ¿Tienes el mapa de tu hogar?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies