fbpx

La verdad sobre las esferas facetadas

No tienen propiedades mágicas, no depuran la energía y no sirven de nada lejos de los rayos del sol. Te cuento la verdad de estas esferas facetadas.

Menudo spoiler te has llevado, ¿verdad? No quiero que pierdas el tiempo. Si has llegado hasta aquí buscando una esfera mágica que solucione todos tus problemas, siento decirte que no existe tal cosa y aquí no la vas a encontrar. Prefiero contarte la verdad detrás de estas esferas.

 

REFRACCIÓN DE LA LUZ

Las esferas facetadas tienen un origen mucho menos mágico del que algunas personas quieren hacernos creer. Isaac Newton fue el primer científico en estudiar la refracción de la luz. Ésta se refracta cuando viaja en ángulo hacia una sustancia con una densidad óptica diferente, cuando pasa del aire a una sustancia sólida como el cristal, por ejemplo.

Newton creó un prisma de vidrio con el que podía reflejar la luz del sol desde una ventana a otro lado de una estancia formando un arcoíris. Así demostró, a través de la refracción, que la luz aparentemente blanca amarillenta del sol está en realidad compuesta de todos los colores del espectro visible.

Y ésta es la única función de estas esferas cuyo uso se ha tergiversado tanto a lo largo de los años.

 

ALGUNOS MITOS INFUNDADOS SOBRE LAS ESFERAS FACETADAS

“Solo sirven las esferas de cristal de alta calidad”

Estas esferas están compuestas de cristal o de vidrio. El primero contiene un mayor porcentaje de óxido de plomo, que es lo que hace que refracte mejor la luz. Sean de cristal o de vidrio, todas refractarán la luz del sol, con más o menor intensidad, formando múltiples arcoíris debido a estar talladas en múltiples caras.

“Son piedras preciosas con propiedades curativas espirituales”

No son piedras preciosas, ni tienen propiedades espirituales escondidas, ni absorben la energía ni la depuran. Son esferas de cristal tallado y pulido en forma geométrica

“Actúan como las agujas de acupuntura en el cuerpo”

Esta es una creencia que ha quedado desfasada, pues se ha comprobado que los puntos de acupuntura de los espacios fluctúan, al igual que las líneas telúricas del subsuelo, por tanto no tiene mucho sentido colocar algo estático con mucha precisión en un punto muy concreto, pues el entramado energético de los espacios está en constante movimiento.

“No es necesario que le dé la luz del sol, aunque si le da, hace un bonito efecto”

¿Serviría de algo una taza colgada en un rincón del techo? Pues una esfera escondida sirve para lo mismo: para nada. El hecho de recibir la luz solar no es opcional, es su misión. Por tanto, no sirven de nada colocadas en espacios donde no reciben los rayos del sol. 

“Una esfera con buen feng shui tiene 4cm de diámetro y cuelga de un hilo rojo de 9 cm”

Partiendo de la base que un objeto no tiene buen o mal feng shui (ya solo el concepto “bueno” o “malo” me chirría por todos lados), el tamaño de la esfera no afecta a su función, cuanto más grande sea, más grande será el tamaño de los arcoíris creados.

No son importante los centímetros que tenga el hilo del que cuelga la esfera, es probable que debas alargar o acortar el hilo dependiendo del momento del año (el sol viaja más alto o más bajo dependiendo de la estación, así que necesitarás modificarlo un par de veces al año para que le llegue el sol el máximo de minutos u horas).

El material o el color del hilo tampoco son importantes. Si es una esfera grande puedes usar un cable de acero fino para que sea más resistente, alguna vez he utilizado el que se usa en bisutería. Otra opción es usar hilo de pescar, mi favorito porque no se ve, pero eso ya responde a gustos personales. Desde luego la falsa creencia que dice que debe ser rojo y de 9 cm solo responde a supersticiones de la cultura oriental que no tienen ningún sentido en occidente. El rojo tiene connotaciones muy diferentes para cada cultura. 

“Se colocan en pasillos, escaleras, dentro de armarios, sobre escritorios de trabajo para curar los espacios”

No sirven para frenar aceleraciones de energía, ni sirve de nada colocadas dentro de armarios. Tampoco para activar habitaciones abandonadas, ni para frenar la energía en una escalera o para potenciar un área de tu casa. Especialmente si nunca recibe rayos solares. Para todas estas situaciones existen otro tipo de armonizadores más económicos y más eficientes.

 

¿ENTONCES, PARA QUÉ SIRVEN?

Están creadas para irradiar la luz solar a rincones alejados de las ventanas. Hay estancias en la cara norte de los espacios que nunca reciben los rayos del sol, o que solo los reciben en verano unos pocos minutos. Casi todos los seres vivos necesitamos luz para vivir, así que ayudar de esta forma algunas zonas de los hogares será beneficioso para sus habitantes. Aunque sea por pocos minutos, el sol se dividirá en multitud de arcoíris llegando a lugares y rincones oscuros.

En ventanas orientadas al norte son muy beneficiosas, como te decía, y deberás buscar esa zona exacta de la ventana durante esos minutos concretos del día que entra el sol. En las demás orientaciones son igualmente beneficiosas. Evidentemente tendrás que apartar las cortinas para que el sol llegue hasta la esfera y para que la luz refractada pueda expandirse al máximo.

No tienen propiedades mágicas, lo que sí que tienen son colores. Y está demostradísimo que éstos tienen un efecto positivo sobre nuestra psique. Como terapeuta del color, te recomiendo encarecidamente que consigas una o varias de estas esferas y las disfrutes al sol. Son absolutamente maravillosas.

 

Llenar tu casa de los colores de una esfera facetada nunca puede tener efectos secundarios o negativos, así que no tengas miedo a la hora de usarlas.

DEJA QUE LE DÉ EL SOL DIRECTO A TU ESFERA FACETADA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies