fbpx

Conexión sin wifi

¿Cuánto hace que no paseas en silencio por la naturaleza? Si vives en la ciudad y no recuerdas la última vez que pisaste el bosque es probable que tengas un déficit de naturaleza.

 ¿Alguna vez te has sentido mal en plena naturaleza? Casi seguro que no. En ella encontramos equilibrio que es lo que nos falta en nuestro hábitat. Aunque vivas en un pueblo de mar o de montaña, tu casa sigue siendo un espacio aséptico aislado de la naturaleza, puede que en el interior de tu casa abunden los materiales sintéticos y las líneas rectas y angulosas y haya poca representación de todos los elementos: vives aislad@ de la naturaleza.

Qué puedes hacer para mejorar en este aspecto:

1. Escápate siempre que puedas a la naturaleza. Allí el equilibrio que encuentras es algo que necesitas. Tu organismo se rige por los mismos ciclos que regulan ese entorno. Aquí no hay wifi, aún así encontrarás mejor conexión.

2. Sssshhhhh. Fuera música en los auriculares, silencia conversaciones, pasea en soledad si puedes, simplemente párate y escucha. Te sorprenderá la cantidad de sonidos que se oyen en un bosque. Mientras pones tu atención en detectar todo lo que oyes, tu mente está callada. 

3. Anda despacio, siente la tierra bajo tus pies. Si puedes hacer esto descalz@ mucho mejor. Pisa el suelo sintiendo toda la planta del pié. Anda despacio y sin hacer ruido. ¿Puedes? Puede que notes hormigueo en los pies por el simple hecho de poner allí tu conciencia. Sigue sintiendo tus pies mientras andas en silencio. Siente la tierra que te sustenta.

4. Conecta. Cuando llegues a un lugar salvaje, natural y te nazca un ¡¡OOOOOH!! de dentro: párate, silencia tu boca y tu mente, e inspira profundamente mientras observas ese paisaje. Como si quisieras absorber ese equilibrio, serenidad, y esa paz y llenar cada una de tus células. 

5. Agradece y repite tantas veces como puedas, especialmente si vives en una ciudad. Tener la posibilidad de pasar estos ratos en contacto con la naturaleza no debería ser un lujo. Agradece poder vivir estos momentos y sobretodo ¡REPITE!

Si te ha gustado y crees que alguien cercano necesita leerlo, COMPARTE. 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies