fbpx

Mascotas y Feng Shui

Una de las carencias de los hogares actuales, especialmente si vives en una ciudad, es la falta de naturaleza. En general, vivimos en espacios muy artificiales, con excesivas líneas rectas y angulosas, rodeados de materiales no naturales y fríos e incluso sin sol directo. Las plantas y los animales pueden ayudarnos a movilizar la energía de nuestra casa y a equilibrarla. Hoy nos centraremos en las mascotas que nos acompañan.


No existen animales con buen o mal feng shui como me han preguntado alguna vez. Todos son seres vivos que necesitan más o menos cuidados, dependiendo de muchos factores como su tamaño, el espacio del que disponen, sus necesidades de movimiento, etc.

Ante todo quiero aclarar que no soy partidaria de tener mascotas para un buen feng shui, sino porque nos gustan los animales, queremos disfrutar de su compañía y estamos dispuestos a responsabilizarnos para toda su vida. No es lo mismo tener peces de agua caliente, que una tortuga, un husky o un gato. Cada mascota requiere de sus cuidados específicos, y antes que nada debemos analizar nuestra disponibilidad antes de decidirnos por uno u otro animal. De lo que sí soy partidaria es de adoptar antes que comprar.

¿Cómo influyen  las mascotas en nuestro hogar?
Una mascota que pueda pasearse por toda la casa favorece que la energía esté en contínuo movimiento. Los animales más comunes en nuestros hogares son los perros y los gatos, y yo que tengo los dos, os puedo asegurar que tienen una forma muy diferente de activar la energía. Pero hay otros animales que pueden ayudarnos a activar y equilibrar nuestros hogares.

PERROS Y GATOS
Se dice que los perros son de su amo/a, porque les da un poco igual el espacio, lo que quieren es estar con su familia humana. En cambio los gatos, por lo general, llevan muy mal los cambios de ubicación y aparentemente se comportan como si el espacio fuera suyo y te permiten acompañarles. La relación que se establece con unos y otros es muy diferente, pero igual de satisfactoria. Hay muchos mitos respecto al comportamiento que no siempre se dan, así que te animo a que abras tu mente y te dejes sorprender.
Energéticamente son tan sensibles como nosotros, y tienen formas diferentes de movilizar la energía que les rodea. Observa tus mascotas y ten en cuenta aquellos espacios que eligen para descansar. Los perros se sitúan preferentemente en espacios energéticamente más equilibrados, los gatos en cambio, tienden a descansar en zonas con algún desequilibrio a nivel del subsuelo o con radiaciones electromagnéticas cerca.
Observa sus costumbres y te darán información de tu casa que quizás no habías parado a observar.

PECES Y TORTUGAS
Hay otro tipo de mascotas que viven en acuarios o terrarios y por tanto no pueden circular libremente por toda la casa. Los acuarios pueden ser muy beneficiosos en un espacio, pues el contínuo movimiento del agua, y los peces o tortugas, activan energéticamente esa zona (de ahí que no sea muy recomendable colocarlos en el dormitorio).
Siempre he dicho que tener un acuario debería ser una prioridad en todas las casas, antes que una tele. Dan mucha paz, movilizan la energía  y relajan a todo aquel que se permite observarlo unos minutos. Tampoco es cierto que sea peligroso tener un acuario según el Feng Shui, el agua es dadora de vida, sin ella no sería posible la vida, así que no le tengas miedo al agua.
Tener un acuario en casa significa reunir en un espacio limitado los 5 elementos: la arena representa el elemento Tierra, las piedras representan la energía de Metal, las plantas la energía de Madera, los peces serían el Fuego (por su actividad y movimiento constante) y el agua representa evidentemente al agua. Y evidentemente hay zonas del Pa Kua más adecuadas para colocarlo que en otras.

AVES
En mi casa siempre ha habido muchos animales, cuando era pequeña llegamos a tener un grillo que devoraba tomates, pero también perdices, patos, aves pequeñas, tortugas, perros… La verdad es que hoy en día no me gusta ver pájaros en una jaula, prefiero observarlos en la naturaleza. Si te gustan y quieres tenerlos puedes enseñarles a salir de la jaula y volver a entrar, o puedes instalar un comedero en tu ventana, tu balcón o tu jardín, con pienso para aves, cacahuetes con cáscara (¡sin sal!), y bolas de comida para que los pájaros que viven en tu zona pasen el invierno sin hambre. Esto hará que vengan constantemente y activen la energía con su ir y venir. Y si tienes paciencia puedes ver las dinámicas que se crean entre ellos, tienen jerarquías muy claras para acceder a la comida y es muy curioso observarlo. En general, y especialmente en las ciudades, estamos muy necesitados de pararnos a observar la naturaleza que tenemos alrededor, que aunque parece que no, también existe.

Sea cuál sea la especie que elijas, procura que reciban todos los cuidados y mimos adecuados para que tengan una buena salud. Si tienes una mascota con una alteración de salud y/o de comportamiento, uno de los factores a analizar es el entorno en el que convives con ella. En personas de naturaleza yin (más pausadas, receptivas y tranquilas) un animal activo como un perro compensará energéticamente la energía de casa. En personas yang (más activas e inquietas) será más equilibrado tener una mascota más yin como una tortuga o peces.

¿Y tú, qué mascotas tienes y qué te aportan?

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies